PALABRA DIARIA | SANTA DESOBEDIENCIA, LO QUE AGRADA A DIOS

Me gustan los ritos, las ceremonias. Admito que me gusta el incienso, administrar los sacramentos, la Santa Cena, los Bautismos. Me fascinan las vestimentas litúrgicas, las estolas, albas, casullas y cuellos clericales; los coros, las letanías y los cantos Gregorianos. Pero si hay algo que no me gusta, y para lo que confieso que no tengo mucha tolerancia es cuando los ritos van por encima del bienestar de las personas. Por eso no me molesta predicar en mahones y sandalias, y creo que en alguna ocasión lo he hecho hasta descalza. Porque haría lo que sea necesario para atraer hacia Jesús a aquellos que no piensan como yo; aquellos y aquellas que han sido lastimados por el legalismo y el ritualismo.

¡Porque Jesús también pensaba así!

👆🏼 Presiona el enlace de Spotify para escuchar el mensaje 👆🏼

El fariseo se extrañó al ver que no había cumplido con la ceremonia de lavarse antes de comer. Pero el Señor le dijo: —Ustedes los fariseos limpian por fuera el vaso y el plato, pero por dentro ustedes están llenos de lo que han conseguido por medio del robo y la maldad. ¡Necios! ¿No saben que el que hizo lo de fuera, hizo también lo de dentro? Den ustedes sus limosnas de lo que está dentro, y así todo quedará limpio.

Lucas 11:38-41

Creo que Jesús vivía obsesionado por la pureza y la santidad. Pero interesantemente, su concepto de pureza y santidad era diametralmente opuesto al de los fariseos y religiosos de su época; y me atrevería a decir que de muchos religiosos de la nuestra.

Cualquier persona practica un rito, y lo puede hacer con convencimiento; pero cuando el rito no está hermanado a las intenciones del corazón, o en todo caso están hermanados a unas intenciones que van en detrimento del otro y la otra, no ganamos nada con ello. Muchos hemos sido heridos por ese tipo de experiencia religiosa, otros hemos herido con esa actitud.

Por eso las palabras de Jesús son tan fuertes, al punto de llamarnos “necios”. Porque es necesario que la religión que practiquemos sea la que honra a Dios cuando honra al hermano, la que usa los ritos como el medio y no como el fin, la que no se entretiene mirando la tradición por el espejo retrovisor, perdiendo de vista lo que tiene de frente.

De frente está Jesús, abriendo caminos para llegar al Padre, y a veces nuestras tradiciones y prejuicios no nos dejan emprender ese camino en una experiencia liberadora. A veces un poco de santa desobediencia es lo que Dios espera de nosotros para poder conducir a otros hacia él.

El texto no nos pide que despreciemos los ritos y el pasado, el texto nos llama a buscar la armonía entre el corazón, nuestras acciones y nuestras tradiciones. Nuestras acciones deben reflejar siempre de lo que está lleno nuestro corazón.

¡Que nuestro corazón reboce de ternura, amor, bondad y piedad para vivir como Cristo y ayudar a otros a llegar hasta él!

👆🏼 Escucha el mensaje completo presionando el enlace de YOUTUBE 👆🏼
listen-on-spotify-logo-png-6
listenonapple




SUSCRIBETE EN AUDIO PODCAST: en Rumbo con Ivelisse
Compártelo en tus redes sociales.

Comments are closed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: