PALABRA DIARIA | Dios ten compasión de nosotros

¿Cuántas veces has dicho “Dios ayúdame, Dios ten compasión de mi?

Hay momentos en la vida en los que los problemas, enfermedades y las situaciones inesperadas nos hacen clamar con desesperación esperando la intervención de Dios, porque con nuestros propios recursos no podemos cambiar las cosas.

👆🏼 Presiona el enlace de Spotify para escuchar el mensaje 👆🏼

Y llegó a una aldea, donde le salieron al encuentro diez hombres enfermos de lepra, los cuales se quedaron lejos de él gritando:
—¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!
Cuando Jesús los vio, les dijo:
—Vayan a presentarse a los sacerdotes.
Y mientras iban, quedaron limpios de su enfermedad.

Lucas 17:12-14

Los hombres que tenian una enfermedad que para aquel tiempo era incurable nos representan a nosotros hoy. Los 10 leprosos son el prototipo de tantas situaciones que nos aquejan para las que no hay solución.

Aunque ya la lepra no es una de ellas, hoy lo es el COVID, el cancer, Parkinson, Alzheimer y tantas otras enfermedades; así como muchas situaciones económicas, familiares y sociales para las que parecería no haber solución.

Uno de los detalles importantes de este relato es que entre los enfermos habian tanto judios como samaritanos. Esto quiere decir que a pesar de sus diferencias de religión y nacionalidad, a todos los unía la enfermedad, y todos en su necesidad común claman al unísono a Jesús buscando ayuda.

Es importante que nos mantengamos unidos a pesar de nuestras diferencias y que busquemos el auxilio de Dios apoyándonos los unos a los otros.

Las dificultades se superan mejor cuando las enfrentamos acompañados. En nuestro grito de angustia Dios no hace distinción, nos ayuda a todos por igual.

La ayuda que Jesús les ofrece requiere de fe para caminar aun cuando no hemos visto el milagro.

Los hombres le creyeron a Jesús y se dirigieron a los sacerdotes, aun sabiendo que no serían bien recibidos a causa de su enfermedad. Ese acto de fe y de confianza desató el poder de Dios para sanarles.

Hoy es un buen día para caminar en fe, aunque aun no podamos ver el milagro.

Aunque parezca que el futuro hacia el que caminamos es hostil o que no vemos cambios ni salida, clamar a Dios a voz en cuello y continuar caminando en nuestra vida de fe sin claudicar, desatará el poder de Dios para salvarnos, sanarnos y restaurarnos.

👆🏼 Escucha el mensaje completo presionando el enlace de YOUTUBE 👆🏼
listen-on-spotify-logo-png-6
listenonapple




SUSCRIBETE EN AUDIO PODCAST: en Rumbo con Ivelisse
Compártelo en tus redes sociales.

¡Gracias por su vista!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: