Abre tus Tesoros

Que mejor manera de comenzar el año con la festividad de la Epifania, del encuentro de Dios niño con los reyes, los sabios de Oriente, qué haciendo un inventario de los tesoros que poseemos y lo que podemos ofrecerle al niño.

Todos tenemos en nuestra casa una gaveta, una caja, un cofre, un lugar especial donde guardamos lo mas preciado para nosotros; eso, en lo que tiene que ver con lo material. Pero también tenemos otro tipo de tesoros, pueden ser sentimientos, recuerdos o conocimiento adquirido. Cada uno de nosotros establece el nivel de valoración para cada una de estas cosas.

Para unos tal vez el cofre que contiene su tesoro más preciado es el corazón, donde se guardan los afectos, las emociones. Para otros el cofre más importante puede ser su mente, porque ahí guardamos los recuerdos de nuestros seres queridos, de los momentos más significativos en nuestra vida. Para otros el conocimiento o los bienes materiales son lo más preciado.

Hoy, frente a la historia de los tres sabios y su visita a Jesús me llama la atención esta frase:

“y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes”.
Otras versiones dicen:
“abrieron sus cofres y le ofrecieron regalos”.

Mateo 2:11

Lo que me parece una lección fascinante partiendo de este texto de los Sabios de Oriente y su encuentro con Jesús, es que ellos no tuvieron reparo ninguno en identificar lo más valioso que tenían, abrir ese cofre, ese tesoro y ofrecerlo a Jesús.

Hoy debe ser un día de reflexionar, ¿cuál es mi tesoro más preciado? ¿Seré capaz de abrirlo, de exponerme, de hacerlo público, para ofrecerlo a Jesús?Si tu tesoro más preciado es lo material, tus riquezas, tu casa, tu carro, tus prendas, tus ahorros, poder identificar eso, y abrir ese tesoro y ofrendarle al Señor de ahí, para los pobres, para las misiones, para el evangelismo, para la iglesia, podrá ser una experiencia transformadora para tu vida; porque te va a enseñar a poner a Dios primero, por encima de tus tesoros materiales. Dar por gracia lo que por gracia has recibido.

Los tesoros materiales siempre piden más, pero cuando nuestro tesoro principal está puesto en Dios, es fácil desprenderse de lo material.

Habemos personas que tenemos otros tesoros que consideramos más importantes, que no son materiales, que nos cuesta mucho más abrir, exponer, y sobre todo, entregarle al Señor. ¿Cuál puede ser ese tesoro para ti? Tu vida, tu persona, ese ensimismamiento que nos hace egoístas, pensar solo en nuestro bienestar, incluso tenerle tanto miedo a la muerte aun cuando decimos creer que es el momento de encuentro con nuestro Señor a quien tanto decimos amar. O tal vez nuestro tesoro más preciado puede ser una persona a quién estás aferrado, un recuerdo, algo que aun sabiendo que te hace daño no quieres dejar de hacer. Podría también ser tu corazón, tus apegos, tus gustos, tus pasiones, tus afectos.

Abre ese cofre, sea cual sea, ese tesoro donde tienes guardado lo mas que amas, lo mas que aprecias, lo mas que te gusta hacer, que en muchas ocasiones hasta nos hace daño y entrégalo al Señor. Dile al Señor: “Jesús, tal vez este tesoro, esto que es tan valioso para mi, a lo que me aferro y no quiero soltar, si lo pongo en tus manos me hará bien, y con eso te demuestro que tú eres más importante que mis tesoros.”

Pero también identificar los buenos tesoros, nuestros talentos, nuestros recursos, todo eso que tal vez hoy utilizamos en nuestro trabajo, o como un pasatiempo, pero que en las manos del Señor puede convertirse en un tesoro para el Reino, en un tesoro para ayudar a anunciar el evangelio de Jesucristo, la Buena Noticia de salvación para la humanidad.

¿Cuáles son tus tesoros? Cocinar, tejer, cuidar a los viejitos, a los niños, pintar, la jardinería, el teatro, la música, escribir, la administración, las finanzas, los deportes, o enseñar. Abre tus tesoros y que tu mejor resolución del nuevo año, sea ofrecerle ese presente a Jesús.

Este también puede ser un momento especial para que le digas al Señor junto a nosotros: “Jesús, quiero abrir mi tesoro más preciado y entregártelo. Quiero ofrecerte lo que más valor tiene en mi vida, para que hagas en mi tu voluntad. Guíame para encontrar el camino, como hiciste con los Pastores y los Sabios de Oriente, y que ese encuentro contigo me llene de pasión, de amor y empeño para hacer como tu quieras.”


👆🏼 Escucha el mensaje completo presionando el enlace de YOUTUBE 👆🏼

¡Gracias por su vista!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Website Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: