EL SILENCIO DE DIOS: la política, la moral y la iglesia

EL SILENCIO DE DIOS: la política, la moral y la iglesia

La iglesia es la  presencia activa del cuerpo de Cristo en esta tierra para replicar la obra de Jesús. Para esta tarea, la iglesia está obligada a tener sus brazos abiertos al arrepentimiento y al perdón incondicionalmente, como Jesús los hizo. Sin embargo, tiene que pronunciarse contra el pecado institucional (que se traduce en control y violencia contra el prójimo) como Jesús también lo hizo.

La confrontación de las estructuras de poder fueron uno de los puntales fundamentales del ministerio de Jesús. Las estructuras gubernamentales tanto como religiosas, fueron y siguen siendo, las que determinan los patrones de opresión en la sociedad. Hoy la iglesia no puede puede cerrar los brazos al amor, el perdón y la reconciliación; pero tampoco puede asumir un rol pasivo en los acontecimientos políticos y sociales del país, si decimos  ser el cuerpo de Cristo. Continue reading “EL SILENCIO DE DIOS: la política, la moral y la iglesia”